lunes, septiembre 24, 2007

Minuto nostálgico...

No fue un buen día...pero gracias a lo que pasó recordé algunos pasajes de mi época estudiantil. Los pocos que me conocen bien, saben que tengo un corazón duro, me cuesta “abrir” las puertas de mi verdadero yo a cualquiera...quizás desconfío mucho de los demás...aunque siempre he sido simpático y mi cara de pesa’o no me acompaña jajaja.
Pero alegraos simples mortales por lo que leerán!
Ahí les va:

Cuando estaba en el liceo, la vida era más simple. En donde vivía, al sur de Santiago, las distancias eran mucho más reducidas. Me acostumbré a caminar de mi casa al Liceo, y viceversa, porque era rico caminar, y porque la locomoción era peor que el Transantiago(micros chicas y siempre llenas, y choferes muy mal educados con los estudiantes).
En las largas caminatas de poco más de media hora, hablábamos de todo, con mi grupito de amigos en ese entonces. Porque todos vivíamos para el mismo lado.
A veces, jugábamos videojuegos después de clases, imagínense que guardaba la plata de la colación para jugarme unas fichitas. Ese lugar era un antro de estudiantes, donde competían todos contra todos para ver quién era el más hábil apretando botoncitos.
De ahí nos íbamos a la estación de trenes, en donde nos sentábamos un rato a conversar con unas niñas del liceo de niñas que pasábamos a buscar(tan buena onda ellas), porque yo iba en uno que no era mixto maldición!
Recuerdo que ahí fumé mi primer cigarro, creo, pero nunca me gustó y lo hacía de bakán no más...hasta que me aburrí y no fumé más. Cuando terminábamos, luego de despedirnos de las féminas, caminábamos por las vías del tren, llenas de pasto amarillo, en dirección a nuestras casas, un amigo con guitarra en mano amenizaba la travesía. Esa imágen no la olvidaré. Caminar era un buen panorama...cuando nos despedíamos, nos poníamos de acuerdo a que hora pasaban a buscarnos los otros al día siguiente, porque el que vivía más lejos, se levantaba más temprano que todos los demás, golpeando puerta tras puerta, para recorrer el mismo camino de siempre...
Es todo por ahora, una pequeña ventanita abierta, para que vean y me conozcan un poco más...
Saludos!

11 comentarios:

kityta dijo...

yo no se porq estos dias igual me ha invadido un poko la nostalgia.. jeje!
tb tengo muy buenos recuerdos de mi epoka de colegio.. (coincidimos en q el mio tampoko era mixto! :S)
de las tonteras q hice en alguna oportunidad, de los pirmeros "sentimientos" de las penas.. los amigos y amigas seinceros... caminatas.. en fin,,,

ahhh!!!

me hiciste viajar a una parte de mi memoria...

saludos!

 kotto dijo...

aahhh que bonitos y nostalgicos recuerdos...
un abrazo

Astrid dijo...

Es lindo recordar buenos momentos, pero no vivir de ellos.

Yo a veces también recuerdo las cosas que he pasado y las que he vivido, procurando seleccionar las alegres y olvidar las tristes.

Un gusto saber más acerca de ti y que nos permitas a todos conocerte más.

Saluditos! ^_^

PD: no creas que se me ha olvidado tu invitación XD

BUDOKAN dijo...

Hola, me ha gustado este post nostálgico que nos invita a conocerte un poco más y saber que en el fondo todos hemos vivido aquella época escolar de manera muy significativa. Saludos!

Verónica dijo...

Ah yo sabía de antes que eras un chico sensible xD...jajaja... pero que bien eso de ser nostalgico... son lindos los recuerdos de la juventud (jajaj no toy tan vieja tampoco).

Saludos.
pd: sé que eres sensible ya que recuerdo que te gusta sacar fotografias, una que vi de ti era de un ciruelo "rosadito" lleno de flores y lo encontre muy bello.

sebinsky dijo...

Oye nada que ver po, no vale el psicoanálisis!!!!
Jajajaj
Saludos!

Kalabaza dijo...

jaja, ke linda historia!!
=)
Ahora sé más de ti...
Saludos!!
Ke estés bien!

Pagana dijo...

ay que lindo recuedor! y que lindo está tu blog! hacía tiempo que no pasaba por aquí. Siempre es grato volver y leerte.

Oye,, que anticool ir a un colegio "no mixto" eso por suerte en mi paisito no existe. Tamos todos entreveraditos!

Un abrazote!

Alejandra dijo...

¿Será verdad que todo tiempo pasado fue mejor? No lo creo... sólo que existen cosas que uno siempre va a recordar con cariño.
Las mías las guardo para sacarlas en los minutos tristes...
Tienes razón, nada como caminar, podría estar horas con eso...
Saludos sabatinos

Daniel dijo...

Buenisimos recuerdos. De repente a uno le baja la nostalgia de esa época de nuestra vida en que el unico "trabajo" era estudiar.
Saludos

PD: Te invito cordialmente a seguir la camapaña de Soledad y yo para el concurso Mr y Miss Blogger, del Club de Lulú, en nuestra web oficial: http://losotroscandidatos.blogspot.com

Spock dijo...

Recuerdo que mi primer cigarro no fue solo uno, fue casi una cajetilla en un recreo de 15 minutos..
De puro mono eso si nunca me gustaron solo fumo de puro bolsero.

Saludos